Un nuevo medio de Información circula ya en la región Caxcán

Dicen que nada pasa por casualidad, posiblemente ustedes no lo sepan, que justo en este mes de diciembre, pero del año 2001 aparecía el primer número del Periódico El Despertador Caxcan, impreso en papel revolución con un formato tabloide que contenía 8 páginas.  Hace ya diez y nueve años que este Proyecto se concretó. En la nota de la Primera plana, mencionamos lo orgullosos que en aquel entonces nos sentíamos, por la respuesta obtenida debido a la aparición del nuevo medio informativo, que recién comenzaba a nacer y para nuestro pesar, pronto dejaría de circular.

En aquellos años, era difícil pero no imposible, visitar los cinco municipios contemplados como parte de la Región caxcana: Ixltahuacán, Moyahua, Juchipila, Cuquío y Yahualica; pero jamás imaginaríamos que la globalización y la evolución de los medios informativos y tecnológicos, se transformaran con la aparición del Internet y las redes sociales. Hoy, quienes trabajamos en este medio informativo nos sentimos tan o más orgullosos como hace años por seguir existiendo.

Resurgimos ahora renovados, mejorados y recargardos, ya que estamos compartiendo una nueva cara, una nueva versión; llegamos hasta ustedes en un formato digital con mayor alcance y mediatez, hemos crecido en conocimiento y experiencia con la evolución de los medios electrónicos para alcanzar y rebasar las fronteras que hace casi dos décadas no hubiésemos imaginado tener, y retomando las palabras que hace tiempo mencionamos, seguimos convencidos de la línea editorial que El Despertador Caxcán propuso desde sus orígenes y que en esencia sigue conservando con mayor fortaleza y convencimiento, citando de manera textual el artículo que explicaba la existencia de este medio, les compartimos al pie de la letra:

Nos hemos dirigido y convocamos a una región, a la que históricamente llamamos  “La nación Caxcan” regionalizando los municipios, sin reconocer más fronteras que la de una misma cultura. Sabemos que así de esta manera, la región se hace muy extensa y sin embargo; igualmente interesante, pues rescatamos nuestra historia, nuestro valor humano y civil, lo mejor de nosotros como sociedad unida tras un bien común, atravesando el tiempo de generación en generación, comunicándonos en el sentido de construir unidos lo que deseamos tener para todos. La palabra ha sido expresada, los hechos se han concretado, todos somos parte de estas tierras que nos vieron nacer, todos somos responsables ante nuestra gente; de reconocernos, de interactuar con nuestro tiempo y las posibilidades que nos ofrece.

He aquí el sentido que lleva tomar el nombre de El despertador Caxcan, es nuestro deseo ser el portavoz de las necesidades y logros de los que vivimos en esta antigua nación, fortalecer nuestro concepto como sociedad pensante y laboriosa en donde se discutan las ideas y los eventos, que de alguna manera sean resueltos como  destino común. Entendemos que nuestro objetivo de servir a toda la región es una tarea cuya realización requiere de la interacción de todos los que habitamos en ella, por lo que en este momento extendemos una invitación a que dirijan sus comentarios a la redacción de este periódico, hecho que nos hará ser mejores en nuestra labor de comunicación.(2001) El despertar de una región. El despertador Caxcán

Es así, como en 2001 iniciamos con la misión de recabar, rescatar y difundir lo que nos identifica y da sentido de pertenencia. Además de justificar nuestra reaparación, queremos aprovechar para agradecer a todos los lectores que durante este tiempo, han seguido nuestros proyectos y aportando para que este momento de resurgir se diera. Esta paciencia estará compensada con los contenidos maravillosos que tenemos preparados para ustedes.

Dejamos aquí, estimados lectores y seguidores, el trabajo de mucha gente que cree que solo a través del conocimiento, la cultura y la educación, es como llegaremos a tener mejores condiciones de vida para todos.
Le invitamos a disfrutar y navegar en nuestro nuevo formato.

Author: Editorial