23 de abril, Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor


Como cada año, celebramos esta fecha tan importante no solo para los que nos reconocemos o identificamos como lectores, en esta celebración se integran los libreros, los autores, los editores y todos aquellos que han hecho de la lectura, la escritura y el fomento de las narraciones escritas una forma de vivir y disfrutar la existencia.

Algo de los antecedentes que nos conviene saber de esta fecha tan importante, es que se elige el 23 de abril de manera simbólica para la literatura mundial ya que ese día en 1616 fallecieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. La fecha coincide, además, con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

La decisión fue tomada en el año de 1995 y fue la UNESCO quien proclama el 23 de abril “Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor”. La celebración de este Día, es cada vez más conocida y tomada en cuenta para seguir fomentando el gusto por la lectura y por los libros.

En la actualidad son ya millones de personas las que en todo el mundo reconocen y esperan esta fecha para celebrar leyendo. En algunos países de Europa se celebra leyendo, obsequiando libros y rosas para hacer el festejo. En el estado de Jalisco, a través de FIL se propone en los primeros días de marzo una terna para presentar autores y sus obras para ser votados y elegidos para leerse en el ya tradicional maratón de lectura convocado por esta institución y que se replica cada vez con más fuerza en los diferentes municipios que gustan formar parte de la lectura espejo, que consiste en leer de manera continua durante 12 horas aproximadamente el libro seleccionado para este fin.

Este 2020 se hizo todo conforme a la tradición, pero por supuesto que por motivos de la contingencia que actualmente atravesamos, la lectura se realizará de manera virtual del libro del autor de ciencia ficción, Ray Bradbury con sus Crónicas Marcianas

El Día mundial del libro y los Derechos de autor en su celebración, va más allá del valioso acto de leer, celebrarlo ha permeado entre la sociedad cada vez con mayor fuerza, el reconocimiento para llamar la atención a la causa de la existencia de los libros, que son los que hacen posible que descubramos nuevas formas y perspectivas de ver nuestro mundo y nuestra realidad, la exaltación de los valores y que además se reconozca la valía e importancia de identificar y dar el lugar al autor de un texto, al creador original de las historias que nos apasionan, a respetar los libros que han sido escritos como transmisores de conocimientos y dejar de lado la idea de la fotocopia o el plagio.

Los libros no solo pueden ser parte de un patrimonio material e inmaterial, son una verdadera puerta de acceso a una vida diferente. De acuerdo a lo anunciado por la UNESCO, que publica en su portal oficial:

Los libros son la ventana al mundo durante el COVID-19

Ahora más que nunca, cuando la mayoría de las escuelas de todo el mundo se mantienen cerradas y las personas se ven obligadas a limitar el tiempo que pasan fuera de sus hogares, debemos aprovechar el poder de los libros para combatir el aislamiento, reforzar los lazos entre las personas y ampliar nuestros horizontes, al mismo tiempo que estimulamos nuestras mentes y creatividad. Durante el mes de abril y durante todo el año, es fundamental dedicar tiempo para leer solo o con sus hijos. Es un momento crucial para celebrar la importancia de la lectura, fomentar que los niños y niñas se conviertan en lectores y promover un amor de por vida por la literatura y la integración de la lectura en el mundo del trabajo.

https://www.un.org/es/observances/book-and-copyright-day

Y con este llamado que realiza la UNESCO es que nosotros nos unimos a la invitación para leer no solo en este Día del libro sino que esta situación que atravesamos, sea una oportunidad para iniciarnos en las prácticas lectoras para ayudar a cultivar nuestro espíritu y crecimiento personal

Author: El Despertador Caxcan